Sábado, 29 noviembre 2008

De lo humano y lo divino

Posted in Divagación etílica a 2:04 por sergio

Hay momentos en los que la existencia de un Creador, un Dios Todopoderoso, un Demiurgo, se hacen necesarias.

¿A quién agradecer, si no, cosas tales como perseguir a la secretaria porque te ha robado la cartera? ¿Contemplar a señores catedráticos embriagados, extáticos, delatándose bailando con su amante delante de todo el mundo? ¿A respetables miembros del personal arrastrarse completamente ebrios por las esquinas de la facultad? ¿A gente aclamándote por tu interpretación con una guitarra de plástico, reconociéndote incluso en la parada del autobús? ¿Gente entregándose como animales sobre la mesa de la sala de café del laboratorio? ¿Llamar cabrón sutilmente a un profesor, y que este se disculpe y sonría, para acto seguido carcajearse de cómo dos estudiantes casi se escalabran subiéndose a una silla?

Pero, sobre todo, ¿a quién agradecer que exista un país en el que todo esto jamás habrá pasado dentro de dos días?

Anuncios

Domingo, 23 noviembre 2008

Si WordPress habilitara un filtro anti-pedales, no tendríais que leer esta reflexión

Posted in Divagación etílica a 3:35 por sergio

Vivir en una ciudad que hace que tus pezones se vuelvan morados no puede ser saludable.

Jueves, 6 septiembre 2007

¡Por los viejos tiempos!

Posted in Divagación etílica a 23:52 por sergio

Martin (mi ex-compañero de piso, el austriaco), se vuelve a casa la semana que viene. Se ha tirado todo el verano aquí, trabajando… Así que el hombre está un poco depre. Hoy me ha tocado hacer un poco de niñera: era una de las primeras fiestas Erasmus, pero la última para él. Un sitio ya conocido, The Club, que como su propio nombre indica es otra insulsa discoteca con varias salas (una de ellas de rock-metal, claro), con happy hour de euro la cerveza. Ha sido triste, muy triste, cuando no hemos podido frenar el acto reflejo de buscar a alguien conocido alrededor. Y sí, los españoles hieden a español a kilómetros. A mí se me cazaba fácil

En la vuelta a casa, he compartido taxi con uno de esos numerosos despojos sociales que encuentra uno por Finlandia. Este iba muy borracho, que a pesar de decirme que trabajaba en Nueva Zelanda, hablaba un inglés nefasto. La verdad es que he entendido poco a parte de algunas frases inconexas sobre que su novia estaba en España, o algo así, y que trabajaba en algo que tenía que llevar máscara, pero que no era nada de pintor. Y el sentimiento de culpa (“soy una mala persona, estoy todo el día bebiendo”) añadía aún más de patetismo a la escena. Un tipo simpático, el Jari este.

Jueves, 17 mayo 2007

Nostalgia

Posted in Divagación etílica a 4:17 por sergio

Hoy, en lugar de volver en el 05N, habría preferido volver en el N15. En el N15, alguien, muy amablemente, se caga en tu madre, te insulta, te dice que siempre haces lo mismo, que eres un huevón de mierda, etc., siempre a tiempo para despertarte en tu parada. Pero claro, en Finlandia no cuentan con esta estupenda tecnología. Así que me he quedado dormido, y me he tenido que pegar un paseíto de 20 minutos al menos completamente destrozado. Al menos aquí a las 5:00 ya es de día, y el paseo es por en medio del puto bosque. Sí, no un parque, el puto bosque.

Ale, voy a entrar en coma por unas horas…

Sábado, 24 marzo 2007

Misión… hics… Cumplida

Posted in Divagación etílica a 1:41 por sergio

Ale, ya podemos darnos por satisfechos. Ya ha venido la policía a jodernos una fiesta. La casa queda finalmente declarada Territorio Erasmus.

Viernes, 19 enero 2007

Ya vuelvo a ser un Erasmus

Posted in Batallitas, Divagación etílica, Org... Erasmus a 2:36 por sergio

Esta semana ha sido bastante coñazo. En el laboratorio no he hecho gran cosa (cosillas con los ordenadores, principalmente), y aunque tengo bastante lío (preparar el examen de Materiales Inorgánicos, una redacción sobre la evidencia de agua en Marte para la escuela de invierno, y por supuesto darle zapatilla al proyecto) me estoy tocando la huevada cosa fina. Un mes de vacaciones le dejan a uno KO, supongo. Además cometí un error gravísimo. En el Media Markt vi un videojuego por 4 pavos (el Elder Scrolls III: Morrowind). Este juego tiene un fallo gravísimo: me tiene enganchado de la hostia. En fin, que no pego palo al agua.

Hoy por fin he salido. Si la palabra Erasmus fuera un adjetivo, no exisitiría ninguna mejor para describir esta noche. Fiesta los jueves, para no variar. Sitio, The Club. Para el nombre que gasta, tampoco es para tanto. Al menos las cervezas nos las ponen baratitas. Ah, antes del bar este me he pasado por Domus Academica, una residencia en Kamppi (cerca del centro) donde viven muchos estudiantes extranjeros, siendo por tanto lugar famoso por su fiestas. Hoy estaba casi muerto. Ya empiezas a ver a gente que conoces, y encima conoces a gente nueva gabachos a patadas, por cierto). En The Club, parecido. Muchísimas caras conocidas. Aunque algunas las saludas por saludarlas (culpándote luego de por qué cojones harás el imbécil con gente que te la trae floja), por suerte hay gente que te alegras de verdad de verla, y mucho. Se agradece que alguien te dé un abrazo después de más de un mes.

Ah, el HispaRadar sigue sin fallar, hoy he dado tres de tres. Una sin oirla decir una palabra, los otros dos no puedo asegurarlo. Vale que hoy había UN HUEVO de españoles pululando, pero acertar tan de pleno es un poco extremo.

Y mañana, fiesta blasileira. Por lo que tengo entendido, la última vez que la organizaron fue la policía… Ya os contaré.

Besos.

Viernes, 5 enero 2007

Por no perder las buenas costumbres

Posted in Divagación etílica a 5:52 por sergio

Mi padre ha definido mis vacaciones perfectamente cuando salía por la puerta:

– Menuda vida de crápula te estás pegando.

Y es que es cierto. Desde que he venido a Crispania, no he parado. Vale, he hecho alguna cosa útil, pero es que me estoy pegando una vidorra… Lo de no perder las costumbres es porque, para variar, acabo de llegar a casa con algo más de etanol en sangre de lo que debería, y qué mejor cosa que hacer que actualizar esto.

Hoy he estado de jarana por Lavapiés con Jorge, Leyre y Juan. Póker de ases. Echar un kalimotxo en la calle, y luego en algún bar que seguía abierto. Escenas absurdas una detrás de otra, contándonos nuestras Erasmus-experiencias (Juan está en Estrasburgo), y haciendo el mongo. Al final me he acabado viniendo desde Lavapiés andandohasta casa. He estado haciendo dedo en Santa María de la Cabeza pero nadie ha parado. Sólo una excavadora, pero se metía para la M-30, o algo así. Hay que joderse.

Pues eso, llevo casi tres semanas por aquí. Creo que algo escribí, sí. El viernes 22 subí a Euskadi, y pasé varios días por allí, en Vitoria y en Donosti. Gracias a toda la gente de por allí, porque me hicistéis pasar unos días cojonudos. El jueves antes de ir, que no se me olvide, tuvimos cena de facultad. Las organizadoras pensaron que sería una buena idea que cada uno preparase un gorro. El más votado cenaría de gorra. Este fue mi gorro:

Una puta media en la cabeza

Pues (yo creo que por lástima, aunque me la sopla) gané. Alguien con dignidad habría renunciado, pero yo me la dejé en Finlandia, que ocupaba muchísimo.

Ah, es una puta media en la cabeza y la pajarita de la comunión. Que os den.

Domingo, 17 diciembre 2006

Contrastes

Posted in Divagación etílica a 4:47 por sergio

En Finlandia se llevan mucho los contrastes. Por ejemplo, salir de la sauna y meterse en agua muy fría. Eso hice en Laponia, en un agujero en un lago helado (tengo pendiente escribir sobre el viaje, prometo que lo haré…), y eso hice el viernes de la otra semana bañándome en el mar.

Parece que se me ha contagiado, y aplico los contrastes a todo lo que se pone por delante. Desde que estoy de vacaciones (más o menos) es lo que llevo haciendo.

Jueves por la mañana, últimas horas de la Escuela de Invierno de Química Teórica.  Jueves por la tarde fiesta en el laboratorio; después fiesta en casa (unas veinte personas, consiguiendo la segunda llamada de atención de los vecinos en nuestra estancia) y después fiesta Erasmus en un bar del centro (pocas veces he visto más golfeo), y muchas, muchas cosas raras y absurdas suceden. Viernes por la mañana, examen de ISEE. Por la tarde, ir a ver al Coro de Sanctae Ceciliae, donde canta un amigo del laboratorio; por la noche veo El Gran Lebowsky. Hoy por la mañana tranquilo, veo El Viaje de Chihiro. Por la tarde fiesta de graduación de Lauri (es un tío) y de cachondeo hasta las tantas…

En fin, que tan pronto estoy con un relax absoluto como desparramando como un salvaje.

Pero qué bien me lo paso…

Martes, 24 octubre 2006

Porque hoy…

Posted in Batallitas, Divagación etílica a 1:40 por sergio

Porque hoy ha merecido la pena levantarse.

Porque hoy he aprendido.

Porque hoy me he sentido entre iguales.

Porque hoy nadie se ha dado cuenta de mi pendiente.

Porque hoy me he dado cuenta de tantas cosas.

Porque hoy he aprendido lo poco que soy.

Porque hoy he aprendido lo mucho que puedo ser.

Porque hoy he podido ser un simple espectador de tantas conversaciones apasionantes.

Porque hoy he disfrutado de la sauna.

Porque hoy he podido sentir cada latido de mi corazón bajo un torrente de agua fría.

Porque hoy me duele la gargante de tanto hablar, de tanto reír.

Porque hoy la comida y la bebida han sido deliciosas.

Porque hoy en cada carcajada, en cada trago de vino, y en cada comentario irrelevante he sentido la Ciencia.

Porque hoy he sabido que estoy en el mejor lugar en el que podía estar ahora.

Porque hoy he disfrutado del viento y de la lluvia.

Porque hoy muchas cosas no han importado nada.

Porque hoy he hablado con mi amigo, con mi hermano y con el objeto de mi admiración.

Porque hoy todo ha cobrado sentido.

Viernes, 20 octubre 2006

A estas horas…

Posted in Divagación etílica a 0:18 por sergio

…y mañana examen de organometálicos. Aún no he terminado de leerme el temario. Y acabo de llegar del Onnela y tomarme tres cervezotas en una hora escasa.

Ya improvisaré, supongo.

Página siguiente