Miércoles, 15 octubre 2008

Más razones…

Posted in Batallitas a 12:51 por sergio

http://www.wretch.cc/video/scent&func=single&vid=4571057&o=time_d&p=0

Una lástima que yo no estuviera allí 😦

Jueves, 2 octubre 2008

Uno de los motivos por los que mi curro mola

Posted in Batallitas a 23:43 por sergio

Una gran ventaja (y también un gran inconveniente) de trabajar en ciencia es que uno trabaja para uno mismo, y básicamente se puede organizar como le dé la gana. Por eso he podido aprovechar que vengo a una conferencia a Italia para visitar un par de días a unos amigos livorneses. Un par de días que han dado para mucho. Para visitar Pisa (aunque corriendo), comer en un estupendo restaurante calabrés, bañarnos en una cala preciosa, darnos una vuelta por la Toscana, ir a cenar a casa de la familia de mi amiga Vale (experiencia que no olvidaré jamas, ya sea por la palmada en la barriga recibida del padre seguida de un “Este come bien”, las cariñosas bofetadas de la abuela que decía “Este es más guapo que el tuyo”, la buenísima comiga, o mis discursos en “italiano”)…

Y eso por no hablar de la conferencia, que tiene una pinta increíble (por el momento el hotel y la comida son geniales… Me toca dar una pequeña charla y todo). Y luego una visita a Austria, una semanita. No está mal, no.

Me gustaría decir que esto significa que he vuelto… Pero no lo creo. Quizás sí, quién sabe.

¡Cuídense!

Lunes, 23 junio 2008

¡Gracias, gente!

Posted in Batallitas a 18:52 por sergio

¡Muchas gracias por todas las felicitaciones!

Intentaré contestarlas a lo largo de los días próximos… Disculpad pero hoy estoy un poco pillado, y no voy a pasar por casa 🙂

¡Muchos besos y abrazos!

Jueves, 5 junio 2008

Desconectado

Posted in Batallitas a 8:41 por sergio

Si no me veis por el Skype últimamente o no llamo, es porque tengo visita esta semana.

Con suerte esto lo leerá alguien…

Sábado, 24 mayo 2008

Post-excusa

Posted in Batallitas a 2:43 por sergio

Ya no me apetece nada escribir aquí. Creo que eso es obvio desde hace tiempo. Mi vida, o lo que tenga que contar, no es interesante, y de serlo, prefiero contarla tomando una cerveza que escribiendo aquí. El motivo de este blog estaba claro: mantener el contacto con mi gente (vosotros). Ha cumplido el cometido, pero me doy cuenta de que quien comenta está en contacto por otras vías, lo que lo hace innecesario. Han sido contados los casos en los que alguien a quien no veía hace mucho ha comentado. También me ha servido para conocer otros blogs que leo (no os molestéis en mirar en el blogroll, ni está actualizado ni pienso hacerlo), pero estoy saturado de información… Por último, ha servido para “descargar”; una suerte de autotrepanamiento. La función catártica de los blogs es bastante patente, desde sesudas bitácoras de grandes intelectuales hasta el fotolog donde Joshua dice lo mucho que quiere a Jessi.

En fin, que aunque no voy a cerrar esto, “oficialmente” lo doy por concluido. Quizás algún día me dé por ahí y escriba algo, pero es un medio de comunicación que actualmente no quiero utilizar.

Como excusa, contar algo curioso que ha pasado esta semana. He aprovechado para coger unas vacaciones cortitas por Madrid. Al final ha sido un poco estresante; no he dejado de ver familia y amigos, y ni siquiera se me ha pasado por la cabeza hacer otras cosas que me habrían gustado. El caso es que he contactado con un montón de gente de la que no sabía nada desde hace mucho tiempo… Encuentros fortuitos en la calle (muchos más de los habituales, al menos 3), saludar a mis profes del colegio, y alguna llamada a gente de esa que desaparece de tu vida. Y lo último, probablemente un grave error, tuenti.com. Dije que no (ya estoy quemado con Facebook), pero hoy la nostalgia pudo porque apareció por ahí un amiguete de cuando teníamos como mucho 10 años… Pero una cosa es buscar a tus viejos amigos, y otra cosa es volver a “ver” a gente con la que tocó pasar un tiempo, por que sí, y que sinceramente, no hay interés de volver a ver.

En fin, ya veremos como sale.

Para los que seguís aquí, estoy donde siempre. Cuidaos y gracias por leer esta parrafada.

PD: Mi vida bien. De cojones, vaya.

Domingo, 30 marzo 2008

A estas horas aparezco

Posted in Batallitas a 13:07 por sergio

Estoy baldao. He dormido como mucho una hora. Los fineses SABEN montar fiestas.

Argh.

Domingo, 10 febrero 2008

En Chez loximann, sólo lo mejor para nuestos clientes

Posted in Batallitas a 1:12 por sergio

Los que le han conocido están de acuerdo: Joonas es un tío de puta madre. Encaja en la descripción como ninguno. Ya se ha hecho cuatro viajecitos con el coche para traer muebles, tele, lavadora y el escritorio que me regaló. Intento devolver los favores como buenamente puedo, y una de ellas es alimentarle. A veces le invito a comer fuera, y otras le invito a casa. Hoy tocaba cocinar, con un añadido: me iba a presentar -por fin- a la chica con la que sale desde hace unos meses.

Ha sido un jaleo de día. He ido a hacer la compra al mercado de Hakaniemi. Echaba de menos el bullicio de los puestos… Uno tarda un poco en darse cuenta de que las aglomeraciones de gente son muy, muy raras en Finlandia. He ido a comprar pescado al puesto de una argentina que me habían recomendado. Una excelente vendedora, sin duda. Por algo es argentina. En cuanto me ha cazado el acento, me ha hablado en español, me ha dado dos besos, me ha preguntado, etc. Quería algo sencillo, para hacer a la plancha, y me ha recomendado nieriä (trucha ártica). Me ha regalado eneldo (por aquí lo llaman tilli, y es de uso muy muy habitual), cuando normalmente hay que pagarlo, y un buen trozo de graavilohi (el salmón para tomar crudo, sobre una rebanada de pan crujiente con un poco de mostaza). Es obvio que todo son técnicas para vender más, pero ya lo creo que funciona. Encontrar un trato tan agradable al cliente es MUY poco usual aquí. De hecho, varias veces me ha pasado que en un mostrador han pasado literalmente de mí, como si yo no estuviera. Me he comprado un queso de cabra (ep-pañó, por supuesto), un bote de mojo picón rojo y una pijada de mermelada de plátano. Los precios de la verdura en el mercado eran, sencillamente, ridículos. ¿8 kg por un kilo de pimientos con la misma pinta chunga del supermercado? Sí, claro. Y las patatas debían tener Bluetooth o algo así, porque pagando 3 euros el kg no es para menos.

El resto de la tarde, entre empezar con la segunda temporada de Life on Mars mientras me ventilaba la trucha a la plancha con limón, cocinar, recoger y cargarme a Anduriel con la hechicera… Ah, lo olvidaba, y tocar una cancioncita al Guitar, que he aprovechado el viaje al mercado para recoger los cablecitos ^^ Por supuesto, cuando han llegado no estaba todo listo.

No ha sido una comida muy complicada. He puesto todos los platos sobre la mesa, y cada uno iba cogiendo. Los platos han sido:

– Ensalada: sencilla, con lechuga, tomate y maíz. El aliño tenía más miga: vinagre balsámico, aceite de oliva, orégano y miel. Sí, se me ha olvidado la sal, luego me he dado cuenta 😛

–  Tortilla de patata: sorprendentemente buena. He cambiado radicalmente la forma de hacerla, gracias a un consejo de la tía Momo. Se hace mucho más rápido, y queda estupenda. Atentos al babuíno: se pelan y cortan las patatas, y se meten en una bolsa de congelar, de las fuertes. Se hace un nudo, sacando el aire en la medida de lo posible, y que quede más o menos hermético. Se meten unos 5 minutos al microondas. Mientras tanto, se pica la cebolla en juliana, se pone en el aceite en frío, y se fríe, a fuego fuerte. Se pone sal, y antes de que empiece a dorarse, se le hecha azúcar (una cucharada por cebolla, más o menos) para caramelizarla. En esto, las patatas están listas. Se corta el nudo -¡mucho ojo con quemarse con el vapor!- y se echan las patatas al aceite. Y de ahí en adelante, igual que siempre. Obviamente, se necesita mucho menos tiempo de fritura. Lo de sorprendentemente buena no es por el cambio de método, es porque he quemado un poquito la cebolla…

–  Verduras y ternera a la plancha con salsa de pimientos rojos: las verduras y la ternera no tienen misterio, se hacen filetes o rodajas finos, y se hacen a la plancha. La salsa ha sido el exitazo. La hice hará más o menos un año; la idea la saqué de internet, aunque creo que la cambié. El caso es que la he vuelto a “reinventar”, porque no he encontrado la receta de nuevo. He picado chalotas muy finitas, las he caramelizado -hoy me ha dado por ahí :P- y he añadido unos pimientos asados (unos 3) que tenía troceados en un bote. He añadido un poquito de guindilla. Se deja freír a fuego lento, tapado. Cuando estaba hecho, he puesto un chorro bien generoso de vinagre balsámico, y he dejado reducir despacito, un rato largo. He pasado el mejunge por la batidora, y voi-là! Textura, color y sabor geniales. Combinaba muy muy bien tanto con las verduras como con la carne. Con pimientos del piquillo tiene que ser demencial.

– Piña con Cointreau: Pues más fácil, imposible. Y lo bien que te lo pasas flambeando el Cointreau. Por el cual he pagado, por cierto, 21.40 euros por medio litro, creo recordar.

El vino lo han puesto ellos, un Terra Alta (de vinos no estoy puesto, y tengo que reconocer que es la primera vez que oigo esta denominación de origen…) de 2006.

Se han ido contentos, la verdad. Y me alegro, esto es algo con lo que disfruto de verdad.

Jueves, 7 febrero 2008

Ya me puedo contar como miembro de la raza humana

Posted in Batallitas a 23:59 por sergio

Ya he comprado en Ikea. Y me piro, que hoy he ayudado a un colega a mudarse a Turku y estoy destrozado.

Lunes, 4 febrero 2008

Porra

Posted in Batallitas, Yo a 9:59 por sergio

El viernes, después de una clase de cuatro horas (!) en la Facultad de Informática (!!!!) de la TKK, me compré un par de deportivas, me apunté al gimnasio y me puse a sudar la camiseta. Con un par. También fui a la sauna, que como en mi casa están de obras, aún no se puede usar.
He decidido hacer un experimento: ir al gimnasio por la mañana, a eso de las 8, antes de entrar al tajo. Los miércoles me quedaré a dormir hasta tarde, porque si no corro peligro de muerte.
Hoy he cumplido religiosamente. Hagan sus apuestas: ¿cuántos días tardaré en rajarme? Sobre el premio, id proponiendo.

PD: Para que luego digáis que no doy datos, hoy voy a comprarme la tele, por lo tanto podré jugar al Guitar Hero.

Sábado, 19 enero 2008

Relación de ciertos hechos de diversa aunque escasa relevancia siendo su única conexión el haber acaecido en las últimas dos semanas

Posted in Batallitas a 15:12 por sergio

Ya casi dos semanas, que parecen siglos, aunque no han pasado demasiadas cosas.

Sigue sin nevar. Ahora acaba de caer algo, pero no ha cuajado. Al menos no hace mucho frío.

Después de la paliza de arrastrar la maleta, acabé tocado de la garganta. Todavía tengo alguna molestia.

El piso ya va pareciendo un piso. Joonas me regaló un escritorio. Su novia le ha dicho que era una mierda y que se comprara otro. Bendita sea. Le invité a comer, y me dio una vuelta por el vecindario. Hay una colina detrás de Sörnainen que se podría decir que es incluso bonita. Las casas no son repugnantes bloques de hormigón, al menos. Aprendí una cosa curiosa, que ya sospechaba: en las áreas urbanas lo habitual es que el sistema de calefacción esté centralizado para varios bloques enteros. En esa colina está metido el generador más grande de Finlandia.

Estoy aprendiendo Python. Es un lenguaje de programación. Es absolutamente genial. Fácil, flexible, intuitivo… Se puede usar simplemente como scripts, es decir, no hace falta compilarlo (traducirlo a lenguaje máquina). El código con el que estoy trabajando consta de dos partes, básicamente: un script en Python y el resto del código es Fortran 90. Python se encarga de preparar los ficheros necesarios para el cálculo, que eso la CPU lo hace en un momento. La parte complicada y larga de calcular va en Fortran 90, que es muchísimo más eficiente.

He empezado un curso de introducción a los métodos Monte Carlo. Sí, como el casino. Son una familia muy amplia de métodos que se basan en alguna variable generada aleatoriamente para obtener sus resultados. Uno muy antiguo y mencionado -si no el más- lo descubrió un tal Buffon a principios del XVIII. Haced un montón de rayas paralelas equidistantes. Coged un montón de palillos. Idlos tirando de uno en uno. Contad el número de palillos que están tocando una línea, y divididlos por el total. Llamemos a ese número P. Si multiplicáis por dos la longitud de un palillo, lo dividís por la distancia entre dos líneas consecutivas, y esto lo dividís por P, os dará un número muy parecido a 3.14. Cuantas más veces tiréis, más tenderá ese número a parecerse a pi.

Este año es probable que vaya a dos escuelas de verano. Una en Dinamarca… Va a ser duro, muy duro. Se ven cosas muy avanzadas, y a mí me cuesta pillar lo más básico. Habrá que chapar, supongo. La otra es en Benasque. Es algo muy nuevo para mí, aparte que promete ser dura, algo llamado TD-DFT (Teoría del funcional de densidad dependiente del tiempo). Nunca he trabajado con este método… Pero mi jefe si le ha dado bastante caña (en un proyecto sobre la absorción de luz del retinol, la molécula -una de ellas- que hace que podáis leer esto), así que aunque no tiene nada que ver con mi proyecto, le molará que aprenda. He echado una solicitud para una beca para el año que viene; parte de la beca es una ayuda de viaje para ir a una conferencia en Elba. Me sorprendería mucho que me la dieran, pero en fin.

La vaguedad sigue pudiendo conmigo. Parece que poquito a poco voy organizándome algo, pero no sé. Necesito horarios y responsabilidades. De otra forma desperdicio el tiempo. Yo no he nacido para esto: yo nací para recibir órdenes o para ser rico. Si recibiera órdenes mal me iría, porque soy vago, irresponsable, cabezón y poco habilidoso. Yo he nacido para ser rico y tocarme los cojones. En serio.

Para empeorar la anterior estoy aumentando mi espectro de adicciones. La de los videojuegos está controlada de momento, porque para jugar al Guitar Hero me hacen falta una guitarra (que espero comprar esta tarde) y una tele (a la que tengo echado el ojo vendrá en un par de semanas). Pero como soy un politoxicómano de mierda, me ha dado por jugar al Diablo II, de nuevo. En fin, mejor esto, porque me están queriendo meter en el World of Warcraft. Y eso sí que no. Con lo vicioso que soy yo, me puedo despedir de muchas cosas, como tener funciones vitales. Por otro lado, me he ventilado todos los capítulos de House que me faltaban, desde el último de la anterior temporada. Y como hasta dentro de un par de semanas, creo recordar, no sacan nuevo episodio (¡y estoy recordando que también vuelve Perdidos!, mi metadona son tres series recomendadas por Lanarch: Dexter, Studio 60 on Sunset Strip y Life on Mars. No tengo criterio y he pillado de todo lo que recomendó (aunque acabo de ver que recomienda otra, Damages, que se me había pasado por alto…). De momento, he empezado con Dexter. Está bien, la verdad. Tampoco lo estoy flipando, pero mola. No me convence del todo Michael C. Hall… En A dos metros bajo tierra me gustaba más, aunque quizás sea por el doblaje.

El otro día fui al dentista. Necesitaba una limpieza con carácter de urgencia. Jesús, hacía siglos que no iba. Había olvidado las cantidades tan descomunales que podemos producir. Yecks.

Ayer se pudo dar por inaugurado el piso. Tuve a 5 cenando, si incluimos a Lola, un yorkshire terrier de 2 mesecitos. Sus papás dicen que la estoy pervirtiendo, pero la tía se lo pasa pipa conmigo. Lo que más mola es cuando me la meto por debajo de la camiseta y la tía empieza a subir hasta salir por el cuello, aprovechando la situación y chuperreteándome entero y matándome a cosquillas. Para cenar hice un experimento. En una de las tiendas jipi-vegetarianas del barrio empecé a coger cosas al azar, y entre otras cosas pillé un bote de tahini. No había oído en mi vida ese nombre. Es una pasta hecha de sésamo, muy espesa. La textura es similar a la mantequilla de cacahuete. Es… Curioso. Vi en Internet que se podía hacer una salsa para carne, con ajo, perejil, zumo de limón, un poco de salsa de soja y agua. Lo cierto es que está bien, pero no pegaba mucho con la carne. Los mejillones en escabeche de La otra generación fueron todo un éxito.

Y creo que esto es todo. El martes me compraré una lavadora.

Página siguiente