Jueves, 2 octubre 2008

Uno de los motivos por los que mi curro mola

Posted in Batallitas a 23:43 por sergio

Una gran ventaja (y también un gran inconveniente) de trabajar en ciencia es que uno trabaja para uno mismo, y básicamente se puede organizar como le dé la gana. Por eso he podido aprovechar que vengo a una conferencia a Italia para visitar un par de días a unos amigos livorneses. Un par de días que han dado para mucho. Para visitar Pisa (aunque corriendo), comer en un estupendo restaurante calabrés, bañarnos en una cala preciosa, darnos una vuelta por la Toscana, ir a cenar a casa de la familia de mi amiga Vale (experiencia que no olvidaré jamas, ya sea por la palmada en la barriga recibida del padre seguida de un “Este come bien”, las cariñosas bofetadas de la abuela que decía “Este es más guapo que el tuyo”, la buenísima comiga, o mis discursos en “italiano”)…

Y eso por no hablar de la conferencia, que tiene una pinta increíble (por el momento el hotel y la comida son geniales… Me toca dar una pequeña charla y todo). Y luego una visita a Austria, una semanita. No está mal, no.

Me gustaría decir que esto significa que he vuelto… Pero no lo creo. Quizás sí, quién sabe.

¡Cuídense!

Anuncios