Miércoles, 28 marzo 2007

Los fineses y las normas

Posted in Finlandia y los finlandeses a 0:15 por loximann

Sigo pensando que la gente es imbécil, vayas donde vayas. Este hecho es particularmente visible en ciertos lugares, como en Ep-paña, por poner un ejemplo que nos sea fácil a todos. Pero esta teoría parece incompatible con estos países tan nórdicos, tan modernos y tan avanzados (¿a que sí, Un krfd que pasaba por aquí?). Con lo divinamente que funciona todo, lo guapos, lo listos y lo respetuosos que son… Pues no. Los fineses son también imbéciles. Pero por suerte, aquí la imbecilidad es de una variedad compatible con la civilización.

Finlandia es de esos países que miramos con envidia cochina los españoles en las clasificaciones de países (justo después de asegurarnos de que Grecia y Portugal van peor). Una nos sirve para ilustrar el tema de hoy: el índice de corrupción del año 2006. Cómo no, los fineses los primeros. No sólo les vale con eso, sino que encima son uno de los países más seguros (sobre esto no encuentro nada, pero no sé por qué, algo me dice que también estarían de los primeros). Tampoco se entendería un país con unos impuestos tan altos (entre el 30 y el 50%) funcionase si los contribuyentes, de forma sistemática, intentaran eludir el pago.

Cuando llegas aquí, alucinas bastante, y más viniendo de España. ¿Dejar el abrigo a la entrada de la Facultad y recogerlo cuando me vaya? ¿¡Cómo!? ¿¡Dejar el portátil en la biblioteca durante una hora o dos!? Pues sí. Y como buenos españoles, lo que tenéis que estar pensando ahora mismo (¡el poder de Pajares y Esteso os conmina!) es “pues los finlandeses son gilipollas”. Efectivamente, esto es un paraíso para los manguis. Hechos constatados son estudiantes que llevan tickets de descuento a los supermercados y les permiten llevarse algunos artículos gratis (con la condición de que nos les vean) o que se agencian las copas del primer incauto en los bares. También me han dicho que en verano suelen venir gitanos a robar, aprovechándose de que en Finlandia nadie se espera que le vayas a choricear la cartera. Y cualquier mochilero que se venga con un par de alicates tiene bici asegurada. Etc.

Creo que con esto queda todo bastante claro: el respeto a las normas y a lo ajeno (tanto a las posesiones como al respeto en general) son sagradas para un finés.

Todo lo dicho hasta ahora, por supuesto, no los hace imbéciles. Los hace ser un país seguro y eficiente. Los hace tener unos chavales responsables en el cole y unos padres que se encargan de que lo sean. Los hace tener una Universidad en la que los estudiantes van a chapar, no a jugar y al mus y a fumar porros mientras dilapidan el dinero de sus padres (y ojo, que aquí los estudiantes se lo montan muy bien; pero el cachondeo cuando toca).

Son imbéciles porque cumplen las normas a ciegas. Y esto, entre otras cosas, los hace terriblemente aburridos. Por ejemplo, da igual que con una visibilidad de tres kilómetros se vea que no vienen coches: hasta que el semáforo no se pone verde, no se cruza. Esto ha llevado a una situación que me fastidia muchísimo, y es que los conductores no respetan los pasos de cebra si no tienen un semáforo que les impida pasar. En este caso la imbecilidad es flagrante: renunciar a un derecho porque… No hay por qué. Es así, y punto.

Después del hockey sobre hielo, el deporte favorito de los fineses es hacer cola. Aquí se hace cola para todo. El día que más aluciné es en una fiesta (tengo pendiente desde hace un mes escribir sobre ella… Grfx) en la que sacaron copas de vino espumoso para brindar y todo el mundo, de forma espontánea, hizo una cola para cogerlas; más adelante, sacaron comida y todos otra vez a hacer cola… Y juro que habría sido más sencillo que la gente se hubiera ido acercando a coger algo según les fuera apeteciendo, pero es que no les entra en la cabeza hacerlo de otra forma.

Otra ejemplo, lo de la fiesta del otro día. Sonaría a que estábamos pegando fuego al barrio, pero simplemente éramos unas 8-10 personas en casa pegando berridos al karaoke a las 0:44. Y no, nadie había avisado antes. Si no voy a quitarnos culpa: a esas horas nuestro contrato dice que tenemos que estar calladitos. Pero coño, en vez de llamar a la policía, con decírnoslo a nosotros es suficiente. No sé si sería la vecina pesada, que la cabrona un jueves a las 10:01 vino a pedirnos que bajáramos la música con el contrato en la mano, y un domingo a las 19:00 más o menos lo mismo, aunque sin contraro (y juro que no estaba alta, aunque la bajamos religiosamente).

Ejemplos me dejaré a patadas… Como la señora que casi le arranca la cabeza a Johannes por no poner el indicador de próximo cliente en la cinta transportadora de la caja del supermercado.

Pero en fin, casi que sigue siendo mejor vivir rodeado de mamones, que aunque mamones, no molestan.

Anuncios

13 comentarios »

  1. Aleatha said,

    Ufff, los fineses y sus normas… La verdad es que he tenido experiencias que me han hecho desesperar con ellos. Habria que explicarles que las normas sirven para hacer la vida más fácil. En el momento que esas normas no son útiles, puedes usar tú lógica para ver lo que es más correcto en cada momento.

    A parte, el tema del problema de comunicación que tienen. Yo creo que aquello de la policia es una muestra de ello, prefiriendo llamar directamente a la policia en lugar de llamar amablemente. Pero claro, eso supone tener una conversación y para los fineses es un gran esfuerzo. Igual que pedirte que te apartes en lugar de empujarte hasta que notes la indirecta.

    Yo creo que si hubiese una norma escrita que dijese “saluda a tu vecino, intenta comunicar tus quejas amablemente antes de pasar a mayores y no temas cruzar dos palabras con desconocidos” los fineses la cumplirian y nos darian menos quebraderos de cabeza.

  2. Un krfd que pasaba por aquí said,

    Pues sí.

    De todas formas, a mí me mosquea mucho un país en el que te puedes dejar el portátil en la biblioteca y no pasa nada, pero luego quieren que entres totalmente desnudo en la sauna (Mmm). Es como Norman Bates, muy recto, muy normalito, pero luego esconde un terrible secreto… Un secreto que te asalta en el momento de mayor descuido…

  3. Lo de las colas es un incordio, llevado hasta tal extremo, desde luego, pero son justas y necesarias.
    Yo como buen pringadete sólo he currado y estudiado toda mi vida, y (tonto de mí) pensaba que al currar podría empezar a viajar,jejeje. No contaba con el alquiler.
    Bueno, que yo no podré hablar de Helsikin u_u por desgracia, pero si de ciudades en la geografía española
    En Madrid yo si que agradezco horrores que se hagan colas. Mal respetadas pero en autobuses se suelen ver. Eso en Zaragoza es ciencia ficción, las abuelas te empujan, todo el mundo se pone delante para colarse…Y bueno, en Barcelona durante el glorioso Sitges 05 que estuvimos una hora esperando el buho de vuelta a casa, y la marquesina se llenó de “gafapastas” y a la que llegó el bus tardamos 20 minutos en subir al bus por como se agolpaba todo el mundo.
    Así que bueno, como dice un amigo “tanto gilipollas y tan pocas balas”

    un saludo

  4. deprisa said,

    Que grandes costumbres. ODIO la picaresca española e Italiana. Me gusta hacer cola porque el que llega primero estara primero, me gusta poder despreocuparme de si me roban o no, me gusta no tener que ir hablando con todo el mundo. Supongo que se terminara perdiendo al final ese respeto a lo de los demas, como ha pasado en Noruega con los Pakistanies y los inmigrantes sudamericanos y Rumanos. Es una pena.

  5. vichi said,

    ohhhh dios mio!!! nos van a echar del pais !!! por que nosotros somos caoticos, ruidosos, cutres …

    mañana nos vemos

  6. Phanagan said,

    Bueno, de todo tiene que haber. En Suécia, como en toda escandinavia por lo que parece, tienes que hacer cola para hacer cola. Hay que hacer cola para cojer el tíquet que te dice en qué número de la cola estás. Por otro lado, y en defensa de los escandinavos diré que en general con los que hablo y en clase de sueco, donde enseñan mucho de su cultura, suelen ser muy críticos y se lo toman con humor. De la misma forma que nosotros decirmos: “jaja, en España somos unos impuntuales, unos ladrones, unos corruptos y no nos callamos ni debajo del agua” ellos admiten cosas del estilo: “el panadero gana tanto como un ingeniero, qué país tan aburrido. Podemos estar 4 personas juntas sin hablar durante horas”. Y bien cierto que es, cuando acompaño a mi amigo Pontus, sueco, a cualquier lado se de antemano la poca conversación que me va a dar. Pero en fin, que estoy de acuerdo con el post, pero mi conciencia me pedía defenderlos un poquitín por lo que he ido viendo. Salut!!!

  7. ximena said,

    (Contestando a “deprisa”) Si, ¿verdad?, los inmigrantes son el problema de esos paises… Y yo a éstos nórdicos los he visto en Benicasim robando las sillas de las terrazas, por que ellos lo valen! Como están tan avanzados… eso sí, sus normas las cumplen en su país. Qué grandes costumbres…

    Sergio, pasadlo muy bien todos! ¡Vaya viaje memorable os espera! ¡¡Saludos a Gonza, Toni, Noti y Vichi!!

  8. DGM said,

    No me extraña que en 3E decidieran que los modrones (basados, sin duda alguna, en los finlandeses) son demasiado imbéciles para ser publicados… 😛

  9. Norda said,

    Alucinanting…

  10. loximann said,

    Aleatha: Estoy de acuerdo. Además se dejan putear con bastante alegría. Yo creo que le meas a uno en la pierna y no se quejaría.
    Un krfd que pasaba por aquí: Que los fineses están de la olla es algo que nadie duda… Coño, ya lo pudiste comprobar tú mismo: comen cosas que parecen mierda de vaca, les gustan los juegos en los que hay que abrirse la cabeza según las reglas, necesitan someterse a temperaturas cercanas (a veces por arriba) al punto de ebullición del agua… En fin.
    SpiderJerusalem: Gracias por compartir tu odio con nosotros 😛 Pero es que aquí lo de las colas es una exageración, de verdad. Por supuesto, aunque quizás me haya pasado con los fineses, empiezo diciendo que “aquí la imbecilidad es de una variedad compatible con la civilización”. A lo que me refiero es que prefiero esto que el asilvestramiento ep-pañó. Aprovecho para recomendar echar un vistazo a tu blog, todo un documento gráfico de uno de esos “escasísimos” jóvenes con sobrada preparación hartos de no encontrar un maldito curro decente (entre otras penurias), y encima viviendo en Usera. No tiene desperdicio.
    deprisa: Me parece que mezclas las churras con las merinas. La poca inmigración que hay aquí, de momento se está integrando a la perfección, y no ha habido ni un miserable aumento de la criminalidad… Aunque vaya, sí: aquí se vive mucho más tranquilo que en España.
    vichi: Pues al final no os echaron 😛 Es lo que tiene contestar a los comentarios con casi tres semanas de retraso…
    Phanagan: Eso es cierto, los fineses se ríen mucho de sí mismos. Un chiste que me encantó: “Antes, los fineses nos mirábamos a los pies cuando hablábamos con alguien. Afortunadamente, desde nuestra entrada a la Unión Europea esto ha mejorado sustancialmente. Ahora le miramos los pies al otro…”.
    ximena: Tampoco seas así, leñe. ¿Seguro que eran nórdicos? De los alemanes y tal me lo creo, pero un finés se asustaría (literalmente) si le contaras eso. ¡Besos!
    DGM: Hombre, mira quién está de visita 🙂 Tampoco es pa tanto lo de los fineses. La verdad es que por ejemplo son muy creativos, y hay un montón de casas con artículos de diseño y demás. Y los modrones molaban, qué coño. Tú lo que pasa es que estás viejo.
    Norda: Hasta que te haces con ello 😉 Pero sí, nunca dejarán de sorprenderme. Para lo bueno y para lo malo.

  11. Joseluis said,

    Hola, como veo mucho comentario ignorante por aqui, voy a aportar luz con el mío, y así sacarlos de su error sobre los finlandeses. Los he sufrido ya que tuve apartamentos alquilados a esta gentuza. De todas las nacionalidades que he tenido, solo los finlandeses han sido ladrones, sucios, destrozadores, borrachos y muy muy mentirosos. Es la peor gentuza que podais encontrar. Son malos pero malos malos, hasta el punto de que ya no alquilamos a finlandeses. Van de amables al principio, de timidos para uno bajar la guardia, pero luego son de lo peor. En un apartamento que se contrata para 2 meten a 10 personas y todas sucias, rompen muebles y electrodomesticos del apartamento con placer, no tienen consideración alguna pese a que se les hace favores con el precio pensando que son buena gente. Roban cosas, cortinas, enseres, y lo que pillan de vecinos. Son de lo peor que hay en el mundo, peor que rumanos, porque ellos van engañando y con los rumanos ya se sabe lo que hay. Ah, y hay un abismo entre noruegos suecos y danenes con los finlandeses. Los finlandeses son los gitanos del norte, y hasta los rusos les hechan de comer aparte. Su fama de baja moralidad es internacinal.

  12. loximann said,

    JAJAJAJAJAJAJAJAJA. Genial el comentario, joseluis, genial. El blog está abandonadísimo, gracias por iluminarlo con esta estupidez tan gorda.

    • Juan mari said,

      De estupidez nada, yo vivo y trabajo en Finlandia y coincido en que son lo peor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: