Lunes, 29 enero 2007

La Última Pregunta

Posted in Literatura a 1:48 por loximann

Aquí va algo que os aprovechará más que mis diversas idas de olla. La Última Pregunta es, según su autor, el mejor que escribió nunca. Si añado que el nombre del autor es Isaac Asimov, el gusanillo debería despertaros.  Sé que hay algún asimovófilo que me lee, y me da en la nariz que este relato no lo conoce.

El relato lo podéis encontrar aquí y su traducción al castellano aquí (no sé qué tal será). Como recomendación personal, intentad leerlo en inglés. Y estando en un ordenador, siempre se tiene un diccionario a mano…

La idea general del relato, el concepto científico del que parte, no es terriblemente original, y es algo que desde que Rudolf Clausius formulase en 1850 ya sabíamos. La historia engancha desde la primera frase, aunque yo creo que se podría decir que desde el mismo título. El relato en sí mismo es una sucesión de relatos más cortos, que recuerdan al primer volumen de La Fundación. Los relatos guardan una similitud estructural entre sí, lo que unido a la propia temática del relato hace que no puedas dejar de leer hasta el final… Que es mejor de lo que se podría pensar.

Que lo disfrutéis.

Anuncios

Sábado, 27 enero 2007

Este tío es subnormal profundo

Posted in Ración de choco-crispis a 15:01 por loximann

Alucino con una entrevista que le hicieron a Aznar el año pasado en la BBC. Hay que ser, sobre todo, gilipollas. El conocimiento que demuestra este tipo de política internacional, por no hablar de coherencia, sincerida e inglés le dan uno vergüenza ajena, como cuando ve vídeos como los que colgué.

Gracias (supongo) a Ximena por enviármelos .

Viernes, 26 enero 2007

El pueblo quiere sangre

Posted in Ración de choco-crispis a 14:49 por loximann

A veces, uno tiene motivos de sobra para estar felicísimo a 3000 km de casa. Y a veces uno tiene muchos y muy grandes motivos. Y a veces, uno tiene muchos, muy grandes motivos, y su casa está en España.

La sociedad española pasa ahora por uno de sus momentos más lamentables. La palabra que más se repite desde hace unos años: crispación. Cualquier cosa vale para estar cabreado, excepto las cosas importantes de verdad, lo que nos afecta seriamente, como la educación, la seguridad o la economía.

Uno de los temas que más cabrea al personal es el terrorismo. Y hay un sector de la población que curiosamente se puede identificar bastante bien con el derechismo y la Iglesia, cuyos más visibles exponentes son el Partido Popular y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que les basta oir la E de ETA para ponerse a pegar berridos. En primer lugar hay una cosa que me parece bastante evidente: esta gente no quiere la paz en el País Vasco, lo que quieren es ver a los etarras pagando por sus crímenes. Lo último por encima de lo primero. Si existiera la mágica posibilidad de que chasqueando los dedos hubiera paz para siempre jamás con el único precio de que los etarras salieran a la calle, se negarían rotundamente. Que a mí me parece estupendo, que piensen lo que les dé la gana, pero que no vengan como adalides de la democracia.

La AVT, pasando ya de tapujos, es uno de los grupos que más desprecio y asco me causa ahora mismo dentro de la sociedad española. Hasta hace bien poco no se oía gran cosa de ellos, pero desde la llegada del PSOE al poder no han dejado de dar por el culo, clamando venganza contra ETA, y acusando al gobierno de todo lo que han podido y más, intentando boicotear el llamado “proceso de paz” (que ya estaba condenado a morir desde el principio, de todas formas).  Es el problema de pensar que ser víctima de algo te da la razón. En resumen, que parecido a la peli, en sus siglas la V es de venganza, escudados en que su sufrimiento les da derecho a hacer sufrir. Me recuerdan a Sharon y compañía.

He estado leyendo en El País algunos artículos sobre de Juana Chaos. La verdad es que la cosa tiene cojones. No sé si seré yo un monstruo (fijo, he dicho que la AVT me da grima), pero no me parece un caso muy democrático. Un mes antes de salir de la cárcel lo dejaron en prisión preventiva por dos artículos, El escudo y Gallizo, y al final le terminaron condenando a 12 años (le querían meter 96 al principio). Lo primero, no me parece que por los artículos se le pueda condenar por amenazas terroristas, y lo segundo, 12 años me parece una bestialidad. A otros que han metido en la cárcel por este delito les han metido 2 años como mucho.

Para mí esto tiene un nombre: guerra sucia contra el terrorismo. Y esto es lo que genera más violencia. Si no fuera por todas estas cosas (torturas, ilegalización de partidos políticos y medios de comunicación, represión policial, detenciones ilícitas, etc), nadie se pondría a pegar tiros, excepto cuatro dementes. Pero esto es lo que prende fuego, esto es lo que hace que inofensivos descerebrados se conviertan en terroristas y asesinos profesionales. Y si de Juana Chaos muere… Un mártir, lo que faltaba.

Por si acaso hace falta, de Juana Chaos no es mi amigo, ni mucho menos. Me parece absolutamente deleznable, por formar parte destacable de una organización terrorista carente de sentido y por ser un asesino. Con esto sobra para seres medianamente racionales.

Os dejo tres vínculos más:

Carta abierta de Manuel F. Trillo, profesor de derecho, a Amnistía Internacional.

– “Todo es defendible en Derecho”, artículo de El País. Un resumen de toda la historia.

Artículo de Tiberio sobre las consecuencias del atentado de Barajas, de muy interesante lectura.

Domingo, 21 enero 2007

Se siente uno como en casa

Posted in Batallitas a 2:10 por loximann

Hoy ha sido otro día raro, raro, raro como diría el Dr. Iglesias Puga (digo diría porque este señor está muerto). El amigo Luca y yo nos hemos levantado a las 3 de la tarde, más o menos. Como hambre teníamos poca, nos hemos ido al gimnasio y luego a la sauna (primera desde mi vuelta), y obviamente estábamos caninos. Hemos preparado unos spaghetti carbonara que estaban de muerte (esta vez los ha preparado él, y yo he echado una manita; es curioso que la receta original no incluye para nada la nata). Luego hemos hecho la colada. El plan luego era no salir; quedarnos en casa y apalancarnos si venían algunos colegas suyos o algo así. Pero para variar uno tenía una fiesta en no sé qué sitio, etc. Adivinad qué hemos hecho nosotros.

La fiesta ha estado bien, otra más de esas… Excepto porque estaba hasta el culo de españoles. Había bastante catalán (hasta ahora no había conocido a muchos), y he conocido a algún personaje bastante memorable, que espero volver a mencionar. La vuelta en el autobús ha sido descacharrante. Una decena de ep-pañoles cantando a voz en grito Clavelitos, La cabra, y demás. Una lástima que me he tenido que bajar antes de oírles interpretar Asturias patria querida. En fin, que a pesar de los 5 bajo cero que hay fuera, está uno como en casa.

Sábado, 20 enero 2007

Teemu

Posted in Gente a 4:40 por loximann

Lo que para unos no es nada para otros es un mundo.

En la parada del autobús un tipo me ha pedido que le echara una mano para pagar el autobús, y le he pagado el billete, sin más. Ha sido sorprendente cómo me ha dicho que era lo más magnífico que nadie había hecho jamás por él.

Dentro del autobús me ha dicho que se llamaba Teemu y que tenía 51 años. No cesaba de repetirme que estaba enormemente agradecido, y casi con lágrimas en los ojos, decirme que no tenía ningún amigo, y de nuevo, que estaba absolutamente sorprendido porque le había echado una mano. Yo me he sentido un poco incómodo, porque él estaba verdaderamente conmovido. Poco más puedo decir de él, excepto que se ha puesto a charlar con un chaval de música, y en un papel le ha apuntado varios grupos que debería escuchar (yo sólo conocía a Lynyrd Skynyrd).

Teemu me ha dicho al final que él es una persona muy infantil. Que cree en los cuentos de hadas, y en su ángel de la guarda… Y que que yo hoy he sido el suyo.

De nuevo, con qué poco podemos hacer tanto…

Viernes, 19 enero 2007

Una semana de invierno

Posted in Finlandia y los finlandeses a 12:17 por loximann

Como ya supondréis, por extrapolación del resto del mundo más que nada, por aquí el tiempo está raro de cojones. Lo normal el que estuviera nevado desde noviembre, y ahora estuviéramos a bajo cero. Para que os hagáis a la idea, el mar se congela lo suficiente para que en algunas partes los coches puedan circular por encima. Y este invierno, nada de nada. Tuvimos nieve durante varios días en noviembre, como ya conté, y desheló. Por lo visto el mes que he estado fuera esto se ha repetido varias veces. Es una gaita, porque se forman unas capas de hielo estupendas, y andar por la calle es toda una aventura. No sé como lo hacen los cabrones estos, pero no ves a ninguno pegar un resbalón. Al menos hace un par de días llovió y el hielo se ha derretido casi por completo.

Hoy al encender el laboratorio y poner el Firefox (aprovecho para hacer publicidad de este estupendo navegador; otro de los datos para tener en cuenta de Finlandia es que aquí el uso de Firefox es superior al 30%, y en Crispania menos del 15% más o menos…), veo la predicción para los próximos días (tengo instalada una extensión para verlo) me quedo helado, casi literalmente. Desde hoy hasta el domingo de la otra semana, la máxima (hoy) será de 1ºC, y la mínima de -14ºC el lunes… Qué frío, la virgen.

Ya vuelvo a ser un Erasmus

Posted in Batallitas, Divagación etílica, Org... Erasmus a 2:36 por loximann

Esta semana ha sido bastante coñazo. En el laboratorio no he hecho gran cosa (cosillas con los ordenadores, principalmente), y aunque tengo bastante lío (preparar el examen de Materiales Inorgánicos, una redacción sobre la evidencia de agua en Marte para la escuela de invierno, y por supuesto darle zapatilla al proyecto) me estoy tocando la huevada cosa fina. Un mes de vacaciones le dejan a uno KO, supongo. Además cometí un error gravísimo. En el Media Markt vi un videojuego por 4 pavos (el Elder Scrolls III: Morrowind). Este juego tiene un fallo gravísimo: me tiene enganchado de la hostia. En fin, que no pego palo al agua.

Hoy por fin he salido. Si la palabra Erasmus fuera un adjetivo, no exisitiría ninguna mejor para describir esta noche. Fiesta los jueves, para no variar. Sitio, The Club. Para el nombre que gasta, tampoco es para tanto. Al menos las cervezas nos las ponen baratitas. Ah, antes del bar este me he pasado por Domus Academica, una residencia en Kamppi (cerca del centro) donde viven muchos estudiantes extranjeros, siendo por tanto lugar famoso por su fiestas. Hoy estaba casi muerto. Ya empiezas a ver a gente que conoces, y encima conoces a gente nueva gabachos a patadas, por cierto). En The Club, parecido. Muchísimas caras conocidas. Aunque algunas las saludas por saludarlas (culpándote luego de por qué cojones harás el imbécil con gente que te la trae floja), por suerte hay gente que te alegras de verdad de verla, y mucho. Se agradece que alguien te dé un abrazo después de más de un mes.

Ah, el HispaRadar sigue sin fallar, hoy he dado tres de tres. Una sin oirla decir una palabra, los otros dos no puedo asegurarlo. Vale que hoy había UN HUEVO de españoles pululando, pero acertar tan de pleno es un poco extremo.

Y mañana, fiesta blasileira. Por lo que tengo entendido, la última vez que la organizaron fue la policía… Ya os contaré.

Besos.

Lunes, 15 enero 2007

Mi vida en Finlandia. Parte 2, capítulo 1

Posted in Batallitas, Finlandia y los finlandeses a 16:57 por loximann

Ya estoy de vuelta. Ha sido un mes increíble, como ya decía. Saliendo bastante, currando lo justo (en cosas que no tenían que ver con estudios, de todas formas), visitando a (y recibiendo vistas de) familia y amigos, y alguna otra cosilla.

Llegué ayer mismo. El viaje fue raro. Se me pasó rápido; fue como coger el metro para ir a clase o algo parecido. Hubo algún problemilla, como que perdí las tarjetas de embarque antes de salir y me tuvieron que hacer copias. Resulta que las había dejado en una bandeja en el control de seguridad… El resultado fue quedarme sin comprar un par de botellas de vino y una de ron por tener que salir corriendo al llamarme por megafonía, y llegar completamente sofocado al avión. Hice escala en Munich de nuevo. Le escribí un mensaje a Johannes (“Ich bin aus Deutschland…”), y él me contestó lo primero “Tu madre est kalba!”. Je, aún se acuerda.

La espera de las maletas y el viaje en autobús fueron un poco raros: el sonido del finés tiene cierta similaridad al español, y yo veía españoles por todas partes. A la vuelta, finalmente, me encontré con una vecina española que iba con un grupo de Erasmus al Onnela.

Llegué a casa decentemente pronto, a eso de las 23’30. Estaban todos; Andrew había llegado ese mismo día, Martin llevaba bastante por aquí (con un tobillo bastante fastidiado), y Luca, un estudiante de Físicas italiano ocupaba ahora la habitación de Johannes. Me llamó muchísimo la atención una cosa: dejaba su puerta abierta. Hasta ahora, yo era el único que lo hacía regularmente. Parece un tipo muy majete por lo poco que he hablado.

Saqué las cosas de la maleta, e intenté conectarme a Internet, pero parece ser que hay algún tipo de problema con la conexión, según me han dicho esta mañana en el servicio técnico.

Hoy he dormido hasta tarde, y he venido al laboratorio al mediodía, después de comer. He empezado a hacer un listado de todos los ordenadores de laboratorio, con IP’s, habitaciones, y demás. Ahora supongo que me pondré a buscar referencias para escribir el ensayo de la Escuela de Invierno, aunque no tengo muy claro aún sobre qué hacerlo…

Por cierto, Alba, si lees esto antes de que me funcione Internet en casa y te envíe el correo, la respuesta creo que es obvia: me va un poco mal ir a hacer las fotos de la orla 😛 Gracias de todas formas.

Viernes, 5 enero 2007

Por no perder las buenas costumbres

Posted in Divagación etílica a 5:52 por loximann

Mi padre ha definido mis vacaciones perfectamente cuando salía por la puerta:

– Menuda vida de crápula te estás pegando.

Y es que es cierto. Desde que he venido a Crispania, no he parado. Vale, he hecho alguna cosa útil, pero es que me estoy pegando una vidorra… Lo de no perder las costumbres es porque, para variar, acabo de llegar a casa con algo más de etanol en sangre de lo que debería, y qué mejor cosa que hacer que actualizar esto.

Hoy he estado de jarana por Lavapiés con Jorge, Leyre y Juan. Póker de ases. Echar un kalimotxo en la calle, y luego en algún bar que seguía abierto. Escenas absurdas una detrás de otra, contándonos nuestras Erasmus-experiencias (Juan está en Estrasburgo), y haciendo el mongo. Al final me he acabado viniendo desde Lavapiés andandohasta casa. He estado haciendo dedo en Santa María de la Cabeza pero nadie ha parado. Sólo una excavadora, pero se metía para la M-30, o algo así. Hay que joderse.

Pues eso, llevo casi tres semanas por aquí. Creo que algo escribí, sí. El viernes 22 subí a Euskadi, y pasé varios días por allí, en Vitoria y en Donosti. Gracias a toda la gente de por allí, porque me hicistéis pasar unos días cojonudos. El jueves antes de ir, que no se me olvide, tuvimos cena de facultad. Las organizadoras pensaron que sería una buena idea que cada uno preparase un gorro. El más votado cenaría de gorra. Este fue mi gorro:

Una puta media en la cabeza

Pues (yo creo que por lástima, aunque me la sopla) gané. Alguien con dignidad habría renunciado, pero yo me la dejé en Finlandia, que ocupaba muchísimo.

Ah, es una puta media en la cabeza y la pajarita de la comunión. Que os den.