Jueves, 23 noviembre 2006

Guía práctica para perder el tiempo. Hoy: Juegos en Flash

Posted in Guía práctica para perder el tiempo, Videojuegos a 1:45 por sergio

Los jueguecitos chorras en Flash constituyen un veneno mortal para la sociedad de hoy, minando la productividad de nuestras empresas y embruteciendo las mentes del pueblo. Por ello, desde Buscando el mechero de Cristo os recomendamos encarecidamente que juguéis a todos los que podáis hasta que se os derrita el cerebro o vuestro jefe, madre, Amo del Calabozo o figura de autoridad os pegue una colleja. Los que os dejo creo que son bastante originales, aunque por supuesto juegos idiotas hay una infinidad.

En primer lugar, os dejo el Dicewars, un juego al que estoy bastante picado últimamente:

http://www.gamedesign.jp/flash/dice/dice.html

Los japoneses hacen unos juegos muy chulos, la verdad. Esta página la conozco desde hace tiempo y el tipo no para de sorprenderme:

http://www.eyezmaze.com/

Si tenéis tiempo (si estás leyendo esto, supongo que de sobra), explora los juegos con calma, y busca por la web. Hay muchas, muchas sorpresas, y a veces la recompensa es gratificante. Los juegos de por sí me parecen en su gran mayoría terriblemente originales y creativos.

La siguiente página web se dedica a comentar juegos en Flash que hay por ahí. Delicatessen:

http://jayisgames.com/

Tened cuidado, porque todos los juegos de aquí que he probado me han enganchado, en mayor o menor medida. Uno que me parece muy original, aunque no sé si os gustará tanto:

http://jayisgames.com/archives/2006/11/personal_universe_up.php

Creo que por hoy ya es bastante… Me voy a la camita.

Domingo, 19 noviembre 2006

Nuestra pocilga, perdón, nuestro piso de estudiantes varones y solteros

Posted in Finlandia y los finlandeses, Yo a 23:39 por sergio

Llevo ya más de dos meses y medio aquí, y todavía no he escrito acerca de este maravilloso sitio en el que vivo. Tengo aparcado desde hace cosa de dos meses un borrador que titulé “Donde vivo que no es mi casa”. Poco más de dos líneas, escritas en pleno cabreo por la pocilga en la que me había tocado vivir.

En fin, que ahora sin más, “cabalgo la ola”. Me cabreo sólo si tengo que fregar una sartén para poder cocinar, pero poco más. Al olor y a ir andando por encima de la mierda se acostumbra uno. Además, con lo liado, vago y despistado que he estado últimamente, mi habitación no se caracteriza por su exquisitez, precisamente. A pesar de todo, intento seguir siendo un ser civilizado, que a la postre significa mantener la cordura… Cuando me toca fregar mis cosas, friego alguna cosilla más; si veo un bolsa de basura antes de salir, aprovecho y la tiro… Así es la puta vida, nadie va a dar un duro por tí. Y si dejo de comportarme como soy, habrán ganado la batalla y habrán conseguido hundirme.

Pero voy a lo que voy, que en seguida se me va el panchito.

***********************************************************************

Sé bienvenido a nuestra humilde y pestilente morada, siéntete como en tu propia casa. Sí, vivimos en el piso de arriba del todo. Puedes subir.
El salón

No, no hace falta que te quites los zapatos. Sí, sí, tienes razón, es la costumbre en Finlandia, pero en nuestra casa no te lo recomiendo. En mi habitación preferiría que te descalzases, pero en el salón no es necesario. Lamento el desorden, pero como ya he dicho, poco puedo hacer. Además, somos otro más en casa; Sarah, la novia de Johannes, está de visita [Nota del Bloguero: Sarah se marchó hace unos días, las fotos son del 6 de noviembre], como podrás ver por los zapatos. La cocina está a tu derecha.

La cocina

Vaya, hoy está sorprendentemente limpia y ordenada. Con esto me refiero a que no hay tres bolsas de basura a rebosar, se distingue el suelo y las pilas de cacharros no llegan al techo. Has tenido suerte. Ten cuidado con el grifo si vas a coger agua caliente, no le des al tope. Aquí en Finlandia sí que tienen agua caliente… Ya, lo de no tener campana extractora es mal asunto, solo tenemos el extractorcillo ese minúsculo. Y de momento se pueden abrir las ventanas para ventilar, pero no me quiero imaginar lo que pasará cuando estemos a 20 bajo cero. En fin, ven, que te enseño el cuarto de baño.

Cuarto de baño

Jajaja, no, no estamos en un campo de concentración. Te sorprendería ver que la mayor parte de las duchas en Finlandia son así. De hecho, en los pisos pequeños para una sola persona, el cuarto de baño suele ser una cuarta parte… Es imposible no empapar el lavabo, la taza del váter, armarios y demás. ¿Que qué hace el suavizante de la ropa en el espejo? Mira, ni lo quieras saber… Es lo que usó Johannes el otro día para fregar el suelo. Sí, en serio, no es retrasado mental ni nada por el estilo… De hecho es un chaval muy inteligente, y muy espabilado, además de ser muy majo. Pero qué sé yo, parece que la naturaleza no le ha dotado para los trabajos domésticos. Sí, yo también me esperaba que su novia le espabilara un poco; ya sabes, las chicas suelen ser mucho más apañadas. Pero es otro desastre como él… En fin. Vamos a mi habitación.

Mi habitación 1

Te quejarás, sabiendo como soy, está bastante ordenada. Algo modestito, pero la verdad es que estoy a gusto. Intento hacerlo mi propio sitio. Lo de los altavoces fue una idea genial, el sonido es muy bueno. Lástima de tener el ordenador estropeado (aunque hoy sorprendentemente está funcionando muy bien)… Se los he dejado a Martin, que de momento hará mejor uso de ellos. Mola el dibujo del gato, ¿no crees?

Mi habitación 3

Mi cama, un poco desastrosa. Sí, ¿qué pasa? La lámpara está puesta en un palo de escoba. Soy pobre, así que la imaginación al poder. ¿Los cojines? No, no los compré yo, me los dejó el gran Íñigo de su Erasmus del año pasado. Igual que la alfombra. Los cuatro colores del parchís. No sé, le dan gracia, y para tirarte encima de ellos a ver una peli están bien. No sé, pero la habitación me gusta. Es bastante grande para lo que necesito, que es lo más importante. Además prefiero esto que vivir en una residencia de estudiantes… Prefiero asomarme por la ventana y ver a los críos jugando en la guardería que despertarme rodeado de botellas vacías y gente resacosa.

Patio

¿Bonita la nieve, eh?

Pues este es nuestro piso… No es gran cosa, pero aquí, queramos o no, es donde nos va a tocar vivir durante unos 6 meses más. Y ya sabes que mis puertas están abiertas. Cuando quieras volver, ya sabes dónde estoy. Gracias por tu visita, nos vemos pronto.

Lunes, 13 noviembre 2006

Casualidades…

Posted in Batallitas a 19:43 por sergio

Los blogs, como todo el mundo sabe, son instrumentos creados en un 99% de las ocasiones para aumentar el ego de sus autores. Estos documentos de Mauro Entrialgo (un estupendo dibujante de historietas, que conocí a través de su tira Ángel Sefija en El Jueves) así lo demuestran, entre otras cosas. Y por supuesto, siendo éste la creación de un ser prepotente, ególatra y despreciable como un servidor, no iba a ser menos.

Imaginaos el efecto que pudo causar en mí conocer a alguien que leía mi blog. Acojonante. En el ferry que nos llevaba a Finlandia, Joonas me dice “Hey, there are more cabrones there“. Efectivamente, había dos chicos y una chica leyendo El País. Cuando salgo a tomar el aire a cubierta y paso por su lado, les digo que si luego me lo pueden dejar. En fin, cualquier chorrada, porque no llevaba ni una hora en el barco y ya se me estaban hinchando [NOTA: ponía *inchando. Gracias a la Srta. Rada por su indicación] las narices. Este viaje ha sido el más difícil todavía: ni 4, ni 5 ni 6, sino 9 germanoparlantes hablando en su lengua bárbara y yo sin enterarme de una mierda, aburrido y cabreado, en cuanto encontré cualquier excusa para hablar con alguien me tiré de cabeza.

El caso es que hablando de esto y de aquello, cuento la batallita de las cervezas (juro que venía a cuento), y uno de los chicos me pregunta:

Oye… ¿Tú tienes un blog?

– No me jodas… Sí.

– ¿Y cómo se llama?

– Buscando el mechero de Cristo.

– Pero si te tengo en favoritos.

A tomar por culo. Lo que me faltaba. Soy famoso. Por la jeta no me reconocierton porque he vuelto a tener un accidente con la maquinilla de afeitar (AVISO: El link anterior contiene fotos muy chungas. Abstenerse especialmente si es Vd. Amigote, excepto Rivera y Beto… Que no lo van a leer así que es igual). Estuvimos charlando, y aunque leerán esto y me tacharán de pelota (psch) diré que me parecieron una gente muy maja, y desde luego que aportan aire fresco a la “oferta” de gente que se conoce como Erasmus. Ya echaremos unas birras si me dejáis un comentario por aquí…

En fin, ahora en serio… Es bastante alucinante que me haya encontrado con gente que lee esto. No pensaba que me leyera más gente que la familia y los amigos, y alguna otra gentuza de internete. El 99% de los blogs personales (que solo cuentan tu vida, vamos, como este) que hay en internet suelen ser un coñazo bastante interesante, y sólo se suelen leer si son de alguien que te importa… Creo.

Nada más destacable sobre el viaje. Fue ir a pasar el día y poco más. Divertido y eso pero nada digno de mención.

Sed buenos y estudiad mucho, y no os toquéis que es malo.

Viernes, 10 noviembre 2006

Informando al alto mando

Posted in Batallitas, Yo a 17:26 por sergio

Llevo sin colgar nada un montón de tiempo… Mi portátil (el disco duro) parece haber muerto definitivamente, así que no tengo internet en casa (excepto la del bañador :P). El ordenador del laboratorio es un AMD a 64 bits con Linux, lo que significa que cosas como el Skype o simplemente las aplicaciones Flash se jodieron. También he estado vago, pero no le vamos a dar más vueltas.

Por aquí las cosas siguen bien. En el laboratorio sigo currando bastante, igual que lo de estudiar y echarle horas a las distintas asignaturas. Los resultados podían ser mejores, pero me conformo. Al final he conseguido que me paguen algún dinerico en el laboratorio, por eso esta -infructuosa- mañana me la he pasado de papeleos, y el lunes tocará repetir.

Mañana me voy a Estonia otra vez, esta vez a pasar día y medio. Mi idea es principalmente aprovechar para comprar  ropa de abrigo y botas. De todas formas tiene pinta de ser divertido, vamos a ser unos cuantos. A ver qué tal.

Al final me estoy animando, y creo que antes de volverme a España voy a dirigir una partida de sLAng a algunos colegas. Al menos dos de ellos no han jugado nunca al rol, y puede ser muy divertido.

En fin, que aquí sigo, aunque un poco incomunicado…

Paco

Posted in Gente a 14:58 por sergio

A veces, muchas de ellas en las situaciones más extrañas, conoces a gente que te llama la atención de una manera especial. Gente divertida, gente curiosa, gente chunga, gente lamentable, gente encantadora, gente atractiva, lo que sea. Pero te apetece hablarle a otra gente sobre ellos.

Hoy he conocido a Paco. Trabaja en la comisaría de extranjeros. Lo que no me esperaba es que después de contestarle “From Spain” me contestaran es español, y menos con acento andaluz. Hemos estado charlando un buen rato.

Paco es malagueño, pero lleva ya doce años en Finlandia. Se vino aquí por el mismo motivo que otros muchos: una mujer, presumiblemente rubia. Paco toca la guitarra, y por aquel entonces tenía un grupo. Una asociación de aquí les contrató para tocar, y conoció a su mujer, también música. Después de varios años yendo y viniendo, su mujer se fue a España. Pero la morriña también ataca a los nórdicos, y al final se fueron los dos a vivir a Finlandia.

Durante los dos primeros años, Paco no hablaba apenas una palabra de finés. Un día conoció a un turco que sólo llevaba seis meses en Finlandia y lo hablaba bastante mejor que él. El turco dijo que o aprendía él finés o el resto tendrían que aprender turco, porque no hablaba ningún otro idioma. Así que Paco se animó, y ahora habla (al menos, que yo sepa) español, finés, inglés y francés.

Su primera relación no terminó, y al final se acabó separando. Más tarde, conoció a otra mujer, y ahora tiene un hijo. El chaval habla perfectamente tanto finés como español, y daría el pego en cualquiera de los dos países.

Paco ya ha echado raíces aquí, y está demasiado a gusto como para volver a España. Sigue volviendo cada año y conserva muchos amigos. Cuando se jubile, le gustaría pasarse el verano en Finlandia y el invierno en España. Mientras tanto, procura disfrutar de la vida, haciendo alguna escapadita a donde sea (dentro de Finlandia, Suecia, Estonia, o a España), tomándose su trabajo con calma, disfrutando mientras echa una mano a la gente que viene nueva a este país, y tocando una pequeña guitarra muda en su oficina para no perder la práctica.